Cinco platos de cuchara para chuparse los dedos

Cinco platos de cuchara para chuparse los dedos

En estos días de frío siempre apetece un buen plato de cuchara, y tenemos la suerte de contar en nuestra gastronomía con muchos de ellos que siempre convencen en los días de invierno. Aquí os ofrecemos cinco de nuestros favoritos, fáciles de preparar, ricos y con presupuestos muy razonables.

Sopa de pescado
Las sopas de pescado forman parte en sus distintas variantes de la cocina de distintas regiones de nuestro país, por lo que los tipos de pescado que se utilizan varían según donde se haga. Hay que hacer un fondo de hortalizas, utilizar pescados buenos para cocer acompañados de moluscos o mariscos, utilizar espesantes del caldo tipo miga de pan, harina o frutos secos machacados y aromatizantes del caldo como ajos, guindillas y/o azafrán. Además usar un fumet de pescado o si no se dispone de él también se puede utilizar agua. El resultado siempre convence.
Foto: unareceta.com
Sopa de pescado

Cocido madrileño
Como todas las recetas clásicas, “cada maestrillo tiene su librillo”, aunque todas tienen en común la mayoría de los ingredientes. En esta época del año viene muy bien un plato consistente, completo, caliente y reparador. Tiene un caldo delicioso, acompañado de verduras y después de carnes. Por eso se suele llamar cocido completo.
Según la tradición, el cocido se debe servir en tres vuelcos: primero el de la sopa, para calentar el estómago y abrir hueco, el segundo el de las verduras y garbanzos, y por último el de las carnes.
Foto:cuinaamblamestressa.blogspot.com.es
Cocido madrileño

Marmitako de bonito
Es el clásico guiso de pescado y patatas que siempre gusta. Es una receta muy sencilla que se prepara en poco tiempo, un plato típico de pescadores. El único secreto es que el bonito se haga con el calor del caldo pero sin cocer al fuego para que quede bien jugoso. Los ingredientes son bonito del norte cortado en tacos, patatas, cebolla para el sofrito, pimientos verdes, zanahoria y ajo. Además agua, ½ vaso de vino blanco, pimiento choricero, dos cucharadas de tomate frito, aceite de oliva y una hoja de laurel. Sal y pimienta al gusto y ya está. No hace falta más para chuparse los dedos. Todo a fuego lento.
Foto: directoalpaladar.com
Marmitako de bonito

Arròs Brut
Un arroz caldoso y especiado con muchas posibles variaciones. Lo más característico de este plato es el uso de carnes variadas, como conejo, cerdo o pollo y las 4 especias que le dan ese sabor tan personal: pimienta, nuez moscada, clavo y canela. De verdura, todo lo que haya en ese momento de temporada: setas, pimiento, guisantes, habas… Fundamental añadir caracoles y una picada con el hígado del conejo frito. Una receta esencial de la cocina tradicional mallorquina. Toda esa mezcla de alimentos y sabores le han dado el nombre de “brut”, porque lleva muchas cosas que “ensucian” o “enturbian” el caldo del arroz. Un 10 para los días de invierno.
Arròs Brut

Fabes con almejas
Una receta de legumbres que algunos consideran la versión pesquera de la famosa fabada, es también por derecho propio un plato apreciado en todo el mundo: un plato lleno de sabor a mar, típico de la cocina asturiana en el que los principales ingredientes son las alubias (fabes) y las almejas (amasueles), mezcladas en una cazuela a ser posible de barro. Un sofrito con cebolla, ajo y pimiento verde, pimentón, azafrán y medio vaso de vino hacen el resto. Un plato delicioso y sencillo, perfecto para coger buen tono en un día frío de invierno.
Foto: chispamasomenos.com
Fabes con almejas